Tsunami en Mazatlan: La ola verde ataca de nuevo

Y anoche nos enteramos del tsunami en Japon … pero llego la madrugada y el reguero de pólvora ya estaba esparcido, alerta en todo el Pacifico Mexicano incluido Mazatlán, entonces empezó el éxodo a las colinas gente de todas las clases sociales corriendo al lado contrario a la costa, esto no es nada nuevo, a continuación les presento una historia exactamente igual ala de hoy pero hace 47 años:

Era la tarde de marzo del año de 1964, un viernes de Semana Santa cuando el reloj marcaba las 5:36, un fuerte sismo sacudió el puerto Prince Williams Sound, en Alaska, lo que provocó olas de hasta 68 metros de alto. Era el gran cataclismo vaticinado por el gran escritor francés Julio Verne en su novela El Eterno Adán lo que se aproximaba a las costas del puerto de Mazatlán, México.

Esa madrugada, sobre el cerro Del Vigía, eterno vigilante de estas costas mazatlecas, los estiletes del aparato sismológico de la estación meteorológica del lugar detectaron los movimientos telúricos saliendose repentina y dramáticamente de sus márgenes. El destino de esta pequeña comunidad sinaloense estaba marcado. Un maremoto llegaría en cualquier momento arrasándolo todo a su paso, pues la onda expansiva se propagó por todo el Océano Pacífico y alcanzó al puerto de Mazatlán apenas unas horas después.

El rumor de la llegada de una “Ola Verde” no se hizo esperar. El pánico se apoderó de los Mazatlecos y sus familias, quienes emprendieron su rápida huída hasta la Sierra Madre Occidental en sus automóviles, y los que iban a pié subieron a guarecerse a los cerros cercanos pensando en que la altura de estos los libraría de la ola gigante. Algunos envueltos en el pánico llegaron hasta los poblados serranos de Concordia o Copala, lugares que nos recuerdan indudablemente a los mencionados en la obra de Julio Verne. La ciudad y puerto de Mazatlán antes del amanecer lucía desolada.

Esa historia está en la memoria colectiva de nuestra ciudad y es parte de nuestras vidas.

Tomado de http://www.olaverde.org/colectivo

No cabe duda que todo en esta vida es cíclico y 47 años después seguimos huyendo a las colinas, pero ahora con nuestros Ipods, celulares y toda la tecnología del mundo moderno; pero, al final del día humanos con los mismos miedos, huyendo de los mismos demonios, aferrándonos a salvarnos  tal como lo hicieron nuestros padres y abuelos hace 47 años, en las mismas colinas que serán refugio de nuestros hijos y nietos… y así sucesivamente.

 

Tráiganme un raspado de leche quemada ¿No?

Tráiganme un raspado de leche quemada ¿No?

Anuncios

Queremos que el reto LetmeGo quede en México y Mazatlán

El Reto LetMeGo es una propuesta muy interesante que hicieron los internautas visionarios de Torrenegra Labs buscando talento via internet para dirigir su proyecto LetMeGo en los idiomas Español y Portugués. Fui seleccionado de alrededor de 387 candidatos para pasar a la siguiente ronda que consiste en que esta semana (empezando ayer 22 de febrero) nos van a enviar una prueba diaria para que puedan calificar nuestro desempeño en diferentes áreas.

La prueba de hoy consiste en abrir una cuenta de twitter y conseguir el mayor número de seguidores posibles en 24hrs y es por eso que ¡necesito de su ayuda!

La cuenta que abrí es @LetMeGoLeobardo sólo da click en el botón de abajo y ya en mi página de twitter dame un follow.

Ya no me vuelvo a estacionar ahi

Tengo rato queriendo escribir un blog y creo que esta es una buena ocasión para empezar. El día de ayer amaneció muy agradable el clima en Mazatlán estaba lloviendo moderadamente, cosa que se agrádese ya que estuvo haciendo un calor horrible, y el meteorológico anuncio tormenta tropical para  el Sábado, así que sin temerle ni deberle tempranito deje mi coche  en una calle a un lado de la oficina. Después de unas dos horas de que se fue la luz empezó a llover y a hacer un viento muy fuerte, fui a mi coche  para retirarme a mi casa y ¡o sorpresa!  . El cofre, la salpicadera, la puerta y el techo abollados,  el parabrisas roto… entre otros daños.  Al principio pensé que lo que la culpable había sido una rama que el viento había arrancado  (y que a su vez había arrancado unos cables y postes de teléfono) , pero después me di cuenta que lo que realmente hiso prácticamente todo ese daño, fue la puerta de un portón que el viento desprendió y esta se fue a parar contra mi carro. No me sorprende la fuerza destructiva del viento tengo toda mi vida viviendo en Mazatlán así que estoy acostumbrado. Lo que me sorprende son dos cosas:

  1. El mal karma / o falta de justicia divina, puesto que trato de ser lo más ecológico posible sigo las tres R (Reducir, Reutilizar y Reciclar), entre otras. Acto seguido a mi asombro por ver el vidrio del coche todo roto  pasaron dos Hummers  sin un solo raspón y consumiendo gasolina indiscriminadamente.
  2. El mal tino del Meteorológico que dijo que dijo que la tormenta llegaría a Maza el sábado.

Aqui les dejo unas fotos:

Asi quedo el coche despues de la tormenta
Asi quedo el coche despues de la tormenta
Acercamiento al cofre
Acercamiento al cofre
Asi quedo por dentro el coche
Asi quedo por dentro el coche
Aqui estaba el porton
Aqui estaba el porton
Rayos
Rayos
La silla voladora
Esta silla solia estar al nivel del suelo en un restaurant a unos 300 metros
A este coco le fue peor que a mi coche
A este coco le fue peor que a mi coche

Acerca del Autor

Nombre: Leobardo Rivera Lizarraga
Ubicacion: Mazatlan, Sinaloa, Mexico

Profesion:Gerente de Marketing Digital y Redes Sociales para grupo Dportenis
Intereses: Playa, restaurantes, viajes, cine, musica, tecnologia, publicidad en linea

Blog de interes general sobre todo lo que pasa en Mazatlan

Twitter